Circuncisión Masculina y Prevención del VIH Print E-mail
>>Disponible en PDF

>>Disponible también en inglés, portugués , y francés

Recientes investigaciones sugieren que la circuncisión masculina podría ser un medio costo-efectivo para reducir las tasas de infección por VIH, especialmente en epidemias generalizadas donde más del uno por ciento de la población está viviendo con el VIH/SIDA.

En diciembre de 2006, los Institutos Nacionales de Salud (NIH, por sus siglas en inglés) de los Estados Unidos publicaron los hallazgos de dos estudios que midieron los efectos de la circuncisión masculina en la reducción del riesgo de transmisión del VIH en hombres que tienen coito heterosexual. Las investigaciones, que examinaron a casi 8,000 hombres comprendidos entre los 18 y 24 años de edad en Kisumu, Kenia, y Rakai, Uganda, revelaron que la circuncisión masculina redujo hasta en un 53 por ciento su riesgo de adquirir el VIH por medio del coito vaginal. Estos hallazgos corroboran las conclusiones una investigación previa llevada a cabo en Sudáfrica, que reportó reducciones hasta de un 60 por ciento.

Los resultados preliminares de un ensayo concurrente en Rakai realizado con hombres recientemente circuncidados indican que las compañeras sexuales no infectadas por el VIH podrían correr un mayor riesgo de adquirir el virus si tienen relaciones sexuales antes de que la herida quirúrgica de su pareja haya sanado por completo.

Estos hallazgos y brechas subrayan la necesidad de proceder cuidadosamente cuando se considera la circuncisión masculina como método protector contra la infección por VIH.

50-60% DE REDUCCIÓN DE LA INFECCIÓN NO ES 100%

Los mensajes de salud pública deben enfatizar que la circuncisión masculina no brinda una protección completa contra el VIH y continuar promoviendo las prácticas sexuales más seguras y el uso efectivo de todos los métodos de prevención (ver abajo). Se tiene que informar claramente a los hombres circuncidados-y a sus parejas-sobre los riesgos del coito antes de que la herida quirúrgica haya sanado.

SE DEBE CONTINUAR INVIRTIENDO EN PREVENCIÓN INTEGRAL

La prevención de la transmisión del VIH debe ser la meta primordial a través de:
  • consejería y pruebas para el VIH,
  • condones masculinos y femeninos,
  • educación integral sobre la sexualidad,
  • programas y políticas que promuevan la igualdad de género y las relaciones sexuales seguras,
  • agujas/jeringas esterilizadas y reducción de daños,
  • profilaxis post-exposición,
  • métodos de barrera cervicales, microbicides y vacunas cuando estén disponibles.
LA CIRCUNCISIÓN MASCULINA DEBE SER VOLUNTARIA

Los servicios deben ser confidenciales y basarse en la elección informada y libre, además de ser proporcionados al más bajo costo posible. También es importante la sensibilidad hacia el contexto cultural y religioso en torno a la circuncisión masculina.

SON ESENCIALES LAS CONDICIONES SEGURAS Y SANITARIAS

Las personas que realizan la circuncisión deben estar capacitadas, tener y usar equipo esterilizado, seguir los procedimientos del consentimiento informado y brindar a los pacientes cuidados post-quirúrgicos e información integral, incluyendo instrucciones sobre cuidados post-operatorios y uso del condón.

DEBEN SOPESARSE CUIDADOSAMENTE OTRAS NECESIDADES DE RECURSOS

No se debe desviar personal capacitado ni recursos limitados de otras prioridades igualmente apremiantes. Éstas incluyen los servicios de salud sexual y reproductiva, que continúan con financiamiento insuficiente y siguen fuera del alcance de muchas mujeres y niñas.

LOS PROGRAMAS DE CIRCUNCISIÓN CONSTITUYEN UNA IMPORTANTE OPORTUNIDAD PARA EDUCAR A LOS HOMBRES SOBRE LA SALUD Y LOS DERECHOS SEXUALES Y REPRODUCTIVOS

Los servicios para circuncisión masculina y los programas relacionados deberían, por ejemplo, desalentar el matrimonio de chicas adolescentes con hombres mayores y promover la cero tolerancia a la coerción sexual y la violencia contra niñas y adultas, así como motivar a los hombres a respetar y apoyar los derechos y necesidades de salud de sus parejas. Los hombres y sus parejas deben recibir apoyo para abstenerse de las relaciones sexuales durante por lo menos un mes después de la operación.

SE NECESITA MÁS INVESTIGACIÓN PARA DETERMINAR LOS IMPACTOS EN LAS PAREJAS SEXUALES (FEMENINAS Y MASCULINAS) DE LOS HOMBRES CIRCUNCIDADOS

Las investigaciones no han medido plenamente el impacto de la circuncisión masculina en las parejas sexuales femeninas y/o masculinas de los sujetos que están siendo estudiados, como tampoco en los hombres circuncidados que tienen relaciones sexuales con hombres o coito no vaginal. Está en curso en Uganda un ensayo sobre los impactos a más largo plazo de la circuncisión masculina y sus resultados se esperan en 2008.

MÁS INFORMACIÓN:

Declaración de OMS, ONUSIDA, UNICEF, FNUAP y Banco Mundial sobre los resultados de los estudios keniano y ugandés acerca de la circuncisión masculina y el VIH
http://www.who.int/mediacentre/news/statements/2006/s18/es/index.html

Con las mujeres de todo el mundo: Un pacto para erradicar el VIH/SIDA
http://www.iwhc.org/storage/iwhc/documents/compact_spanish.pdf
 
Los ensayos clínicos en curso son fundamentales para validar datos sobre la conexión entre la circuncisión masculina y la protección contra la infección por VIH http://www.who.int/mediacentre/news/notes/2006/np18/es/

Recomendaciones e implicaciones de las políticas
http://www.who.int/mediacentre/news/releases/2007/pr10/es/print.html
Tag it:
Digg
Delicious
Spurl
NewsVine
Reddit
YahooMyWeb
Furl it!
De.lirio.us
Ma.gnolia
TailRank
Blinkbits
BlinkList
blogmarks
co.mments
connotea
Fark
feedmelinks

International Women's Health Coalition
333 Seventh Avenue, 6th Floor | New York, NY 10001 USA
212.979.8500 | info@iwhc.org